sábado, 15 de marzo de 2014

El proceso de la respiración

EJERCICIOS DE RESPIRACIÓN
Lo primero, es la sugerencia de cambiar la idea de no tengo buena voz por no sé respirar correctamente.  El aire es la materia prima de la fonación
¿Te cansas al leer mucho en alta voz?
¿Tu voz es débil?
¿Te sale temblorosa, le falta firmeza?
A lo mejor le falte el aire. La única solución a estas deficiencias está en aprender a respirar correctamente.
La respiración correcta se denomina DIAFRAGMÁTICA, porque depositando el aire en el abdomen se logra que el músculo diafragma sea el soporte y la catapulta del aire que hará vibrar las cuerdas vocales.
Aspira profundamente y mide el tiempo que puedes leer hasta necesitar aire nuevamente, o, también, prolonga una vocal (Ej. aaaaaaaaaaaaaaaaaa ... ) y cronometra su duración hasta que se quede sin aire. Probablemente serán 10, 15 o 20 segundos los que duró su aire.
Esto quiere decir que no entró suficiente aire porque no hemos acostumbrado a nuestro reservorio (músculos abdominales y pulmones), a acumularlo.
A esta falta de costumbre o de ejercicio, se debe que cuando aspiramos profundamente en un campo abierto tenemos sensación de ahogo.
Entonces, entrenemos nuestro pecho para la respiración abdominal:
§         Por la nariz, aspira lentamente, cuidando de que el aire que tomas empuje los músculos del abdomen. Siente cómo tu estómago tiende a levantarse. No solamente estás llenando tus pulmones sino también la cavidad abdominal.
Luego, también lentamente, expele el aire como si estuvieras soplando suavemente.
Claro, cuando sueltes el aire, tu estómago se irá desinflando. Se recomienda hacer esta práctica (con toda seriedad) diez veces en la mañana y diez veces en la noche, durante siete días.
Poco a poco te darás cuenta de que tu caja torácica pide o está más dispuesta a recibir mayor cantidad de aire.
Estas respiraciones abdominales deben ser profundas y lentas.

Se pueden realizar las prácticas en posición tumbado, de pie y sentado, ésta última es la más complicada debido al control postural que se requiere. Para hacer las prácticas de respiración siéntete tranquilo y relajado. Cuidado especial: cuando respires, no levantes el pecho ni los hombros.


Fijaros en la imagen, en los diferentes órganos y elementos que componen el aparato respiratorio. Os invito a que realicéis los ejercicios arriba descritos y que luego me comentéis su grado de dificultad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.